Muere Wilford Brimley, actor de ‘Cocoon’, a los 85 años.

El actor Wilford Brimley falleció el pasado sábado 1 de agosto a los 85 años, según ha confirmado su representante, Lynda Bensky. Llevaba dos meses con problemas de riñón, recibiendo diálisis. Se encontraba en cuidados intensivos. Nos despedimos de un artista con décadas de trabajo a sus espaldas manifestaba y además agrego: “Era un hombre en el que podías confiar. Decía lo que pensaba y pensaba lo que decía. Tenía una apariencia dura y un corazón tierno”.

Nacido en Salt Lake City, su vida ya fue apasionante incluso antes de que se dedicara al cine, siendo herrero, jinete de rodeo y guardaespaldas de Howard Hughes previamente a convertirse en actor. Llegado el momento quiso montar un rancho, pero no tuvo éxito y decidió aprovechar sus habilidades a caballo para trabajar de extra en varias ficciones relacionadas con el western, como Bonanza.

Ya entonces le unía una cercana amistad con el actor Robert Duvall, que terminó convenciéndolo de que se dedicara a la interpretación. En 1979, finalmente, Brimley estrenó tanto El síndrome de China como El jinete eléctrico, dirigida por Sydney Pollack y protagonizada por Robert Redford, con quienes trabajaría de nuevo en el futuro. Volvió a ponerse, así, a las órdenes de Pollack en Ausencia de malicia (1981) y en The Firm (1993), protagonizada por Tom Cruise.

Compartió cartel con Redford en Brubaker (1980) y The Natural (1984). Un año antes ya había podido trabajar con su gran amigo Robert Duvall en El precio de la Felicidad (que le otorgó un Oscar a Mejor actor al intérprete de Apocalipsis Now) y volvería a hacerlo en The Stone Boy, de 1984. A mediados de los 80 apareció en Cocoon y se unió al universo de Star Wars en La batalla del planeta de los Ewoks, tras haber interpretado al Dr Blair en La cosa (1982).

Participó en la secuela de Cocoon (subtitulada El Retorno), y entre el 86 y los 88 protagonizó la serie de NBC Nuestra Casa. Entrados los 90 se puso a las órdenes de John Woo para Hard Target (1993) y de Frank Oz para In & Out (1997). Uno de sus últimos papeles tuvo lugar en la comedia romántica ¿Y dónde están los Morgan? (2009) junto a Hugh Grant y Sarah Jessica Parker.

Brimley tenía un físico muy característico, gracias a su enorme bigote. Se convirtió en imagen de la marca de alimentación Quaker Oats, y también era muy conocido en Estados Unidos por una serie de anuncios para concientizar sobre la diabetes. El mismo día de su muerte colocaba un tuit en el que sugería nombres por si se hubiera dedicado al mundo de las peleas en vez de la interpretación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *