fbpx

Muere el actor Earl Cameron a los 102 años.

Este viernes murió mientras dormía Earl Cameron, prolífico intérprete considerado la “primera estrella negra” de Gran Bretaña. Cameron contaba con 102 años, y la última película en la que había trabajado fue nada menos que Origen, de Christopher Nolan, hace 10 años y con un pequeño papel.

La carrera de Cameron, nacido en 1917, se extiende durante más de medio siglo. Tras enrolarse en la Marina Mercante, este actor nacido en las Bermudas debutó en los escenarios del West End londinense, para poco después conocer la fama a partir del thriller Pool of London en 1951. Su primera película, y toda una sensación en la época al tratarse del primer film británico donde se mostraba un romance interracial y en el que un actor negro era el protagonista.

En los años siguientes trabajaría en Simbad, la lucha contra el Mau Mau (1955), volvería a involucrarse en una obra de discurso racial muy acentuado con Fuego en las calles (1961), y se pondría a las órdenes de Terence Young en Safari (1956), repitiendo con él en la que puede ser su película más famosa por pertenecer a la saga de 007, Operación Trueno (1965). En ella encarnaba a Pinder, ayudante del Bond de Sean Connery, pero antes ya había estado a punto de colaborar con él en Agente 007 contra el Dr. No (1961), donde hizo una prueba para interpretar a Quarrell.

Al año siguiente de Operación Trueno participó en un largometraje adscrito a la serie Doctor Who, por título The Tenth Planet, sirviéndole para volver a hacer historia al convertirse en el primer actor negro en interpretar a un astronauta. En décadas posteriores formaría parte del reparto de La intérprete (2005), dirigida por Sidney Pollack y protagonizada por Nicole Kidman.

Dada su vinculación a dos fenómenos audiovisuales de la importancia de James Bond y Doctor Who, Cameron ha sido homenajeado por las redes oficiales de cada una de estas franquicias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.