fbpx

Michael Jackson quería ser Charles Xavier en X-Men.

Es sabido que a Michael Jackson le gustaban los cómics, pero lo verdaderamente extraño es su obsesión –y fallida– búsqueda por interpretar héroes de los paneles impresos en la gran pantalla, lo cual quedó evidenciado por el hecho de que quería ser Charles Xavier / Profesor X en la adaptación de X-Men del 2000, dirigida por Bryan Singer.

Así lo recordó la productora del filme, Lauren Shuler Donner, en una entrevista. Era la primavera de 1999 y, un buen día, el intérprete de «Billie Jean» llegó a las oficinas de Fox con su peculiar propuesta, utilizando lentes de sol e indispuesto a saludar de mano.

“Le dije: ‘¿Sabes que Xavier es un hombre blanco mayor?”, rememora la ejecutiva. “Y Michael dijo: ‘Ah, sí. Puedo usar maquillaje’”.

Por si esto no fuera lo suficientemente curioso, Donner relató que el controvertido ganador del Grammy incluso llevaba una presentación preparada, en la que demostraba su punto recalcando que en su cortometraje Ghosts, que había lanzado tres años antes, interpretaba a un personaje que se convertía en un alcalde con unos años encima.

Pese a su peculiar esfuerzo, el reporte asegura que ningún miembro del equipo de producción se tomó muy en serio el deseo de Jackson, puesto que, como lo aclaró otro productor que no fue nombrado, el cantautor y bailarín ya contaba por aquel entonces con acusaciones de abuso sexual a menores.

Eventualmente, el papel le fue otorgado al actor británico Patrick Stewart de escuela shakespeariana. El resto es historia, ya que dio vida al director de la Mansión Xavier para Jóvenes Talentos en siete cintas pertenecientes a la saga mutante.

Este no es el único registro que se tiene del cantautor intentando asegurarse un rol en una superproducción hollywoodense: como ejemplo está la no menos estrafalaria anécdota de la vez que casi compra Marvel para protagonizar una película de Spider-Man o cuando George Lucas le ofreció ser Jar Jar Binks, pasando por la ocasión en la que casi se convierte en Doctor Who.

Lo increíble es que Michael Jackson sí llegó a aparecer en varias cintas, pues protagonizó la película que acompañaba a la atracción Captain EO, de Disneyland; cuando estelarizó Moonwalker, su propia ficción biográfica, o cuando apareció en un brevísimo cameo en Hombres de Negro II.

Esta historia forma parte del mismo artículo donde se reveló que el elenco original de X-Men casi renuncia por culpa del director Singer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.