fbpx

La ceremonia de los Oscar 2021 se retrasa a abril.

El año que viene la temporada de premios será tardía. La pandemia de coronavirus tiene paralizados la mayor parte de los estrenos cinematográficos, y con la crisis todavía sin controlar, el 28 de febrero de 2021 se va aproximando poco a poco y la Academia ha decidido que se necesita más tiempo para que haya películas suficientes para premiar. Por eso han anunciado que la próxima ceremonia de los Oscar se retrasará hasta el 25 de abril de 2021. Lo que mantienen es la gala en directo en el Dolby Theatre de Hollywood, esperando que para abril puedan celebrar ceremonias multitudinarias con seguridad (o con las mascarillas más glamourosas).

No es la primera vez que la Academia opta por mover de fecha la gran noche del cine de Hollywood. En 1938 lo hicieron por las indundaciones que sufría Los Angeles., en 1968 lo hicieron por el asesinato de Martin Luther King Jr. y en 1968 por el intento de asesinato de Ronald Reagan. Este cambio de fecha mueve todo el calendario relacionado con los Oscar. Para empezar, se amplía el periodo en el que se pueden estrenar las películas para ser nominadas, con la intención de “dar flexibilidad que necesiten los cineastas para terminar y estrenar sus películas sin ser penalizados por algo fuera del control de nadie”, explica el presidente de la Academia, David Rubin. Podrán optar a candidaturas las cintas estrenadas entre el 1 de enero de 2020 y el 28 de febrero de 2021. En abril ya habían anunciado que cambiarán las reglas para hacer una película “nominable”, aceptando filmes que tuvieron que cancelar su estreno en cines y pasaron a debutar en streaming por la situación planteada por la COVID-19.

En lo que respecta a categorías concretas, las películas de animación, películas internacionales, documentales y cortometrajes tendrán que presentar su candidatura antes del 1 de diciembre de 2020, y las canciones tendrán que hacerlo antes del 15 de enero de 2021. Las nominaciones se harán del 5 al 10 de marzo y serán anunciadas el 15 de marzo. Los académicos votarán a los ganadores entre el 15 y el 20 de abril. Los Governors Awards, conocidos coloquialmente como los Oscar honoríficos, también cambiarán de fecha, que será anunciada más adelante.

Este cambio de fechas no afecta solo a la ceremonia de los Oscar. La apertura del Museo de la Academia en Los Angeles también se ha retrasado del 14 de diciembre de este año al 30 de abril del año que viene. El 17 de abril celebrarán una ceremonia de inauguración para darlo a conocer. Y este cambio de fecha también ha empezado a afectar a las ceremonias internacionales. Los BAFTA han anunciado que los premios británicos también posponen la ceremonia al 11 de abril. Habrá que ver qué más consecuencias trae esta decisión de la Academia, como por ejemplo qué pasaría con los festivales de cine, principales eventos en los que se lanzan películas nominadas. Este cambio de fecha hace que festivales otoñales como el de Toronto pierdan mucho peso al celebrarse ocho meses antes de la gala, y podría convertir al Festival de Sundance, que tiene lugar a principios de año, en la verdadera antesala de los Oscar. Todo eso esperando que el coronavirus no traiga rebrotes y sea contenido a tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.