fbpx

Jon Hamm se convertirá en el periodista Fletch.

Fletch es un avispado reportero y también un maestro del disfraz dispuesto a meterse en cualquier lío con tal de conseguir una buena exclusiva o reportaje. Entre el suspense, la aventura y la comedia, el personaje surgido de las novelas de Gregory Mcdonald tuvo dos ochenteras películas protagonizadas por el cómico Chevy Chase en Fletch (1985) y Fletch Lives (1989). Ahora el testigo lo recoge Jon Hamm en una nueva versión que prepara la compañía Miramax.

Según informaciones, se trataría de la adaptación del segundo libro, Confess, Fletch, en el que su travieso protagonista se implicaría en un feo asunto con varios asesinatos de por medio. Y lo peor, no solo con su propia vida en riesgo sino convertido en el principal sospechoso de las muertes. Por si fuera poco, también deberá ayudar a su prometida a resolver el robo de la valiosa colección de arte que le dejó su padre en herencia.

Hamm se ha comprometido tanto en el proyecto que también ejercerá de productor, mientras que las tareas de dirección las manejará Greg Mottola, especialista en comedias como Adventureland o Súper Cool, a partir de un guion elaborado por Zev Borow (productor y guionista en series como Arma Mortal o Chuck).

A la estrella de Mad Men hemos tenido ocasión de verle recientemente en películas como Richard Jewell de Clint Eastwood, Lucy in the Sky junto a Nicole Portman y también estará en Top Gun: Maverick (que si la pandemia lo permite, está previsto que llegue a los cines el 23 de diciembre).

Volviendo la vista atrás, Chevy Chase logró una de sus comedias más emblemáticas con Fleth a mediados de los ochenta. Partiendo de un presupuesto de 8 millones recaudó 59 millones de dólares, aunque la mayoría (50 millones) los cosechó en Estados Unidos, mientras que fuera de sus fronteras fue recibido, en cines, con mayor indiferencia. La dirigió Michael Ritchie y de la música se encargó Harold Faltermeyer que había triunfado con la pegadiza música electrónica de Un detective Suelto en Hollywood.

Para hacernos una idea de su impacto, cabe destacar que fue uno de los títulos que se tuvo en cuenta, como referente, para la tercera temporada de Stranger Things, según explicaría uno de sus protagonistas, David Harbour. El director Michael Ritchie también se encargó de dirigir la secuela cuatro años después y, también contando con un presupuesto de 8 millones de dólares, Fletch Lives ingresó 39 millones de dólares en los cines.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.