fbpx

Jennifer Lawrence pierde su granja familiar en un incendio.

Disgusto para la familia de Jennifer Lawrence. La granja que tenían en Simpsonville, Kentucky, ha acabado completamente destruida a causa de un “horrible incendio”, según relatan ellos mismos en un comunicado. El suceso tuvo lugar el pasado viernes 27 de noviembre por la noche. La casa, llamada Camp Hi Ho, organiza todos los veranos un campamento. Fueron necesarios casi treinta bomberos para apagar el fuego, entre profesionales de Simpsonville, el condado de Shelby y South Oldham. Tardaron una hora en detener el incendio, y están investigando qué provocó el fuego. La familia ha anunciado que ninguna persona ni animal sufrieron daños, pero sí han perdido “años de duro trabajo y recuerdos en esas paredes”.

Blaine, el hermano de Jennifer Lawrence, es el dueño y organizador de Camp Hi-Ho. Según se conoció, a través de un correo electrónico que él envió a las familias de la última edición del campamento, en este enumera que el incendio provocó la pérdida del establo, un circuito de equitación para niños, un rocódromo, una exposición de fauna y flora, un taller de artesanía, un garaje, una enfermería y su oficina personal.

En el comunicado, la familia de Lawrence agradece la labor de los bomberos, a los que llaman “verdaderos héroes” y a los vecinos que se han solidarizado con ellos. También dedican un apartado para hablar de la “bondad y protección de Dios”. Concluyen diciendo que se van a poner cuanto antes manos a la obra con la reconstrucción para que el año que viene puedan organizar el campamento como siempre. Para ello piden cualquier donativo que pueda ayudarles.

Llevamos sin ver a Jennifer Lawrence en una película desde ‘X-Men: Fénix Oscura’, estrenada el año pasado. Tiene por delante una película dirigida por Lila Neugebauer sobre una soldado que sufre daño cerebral en Afghanistán; forma parte de ‘Don’t Look Up’, lo nuevo de Adam McKay con Leonardo DiCaprio, Meryl Streep, Cate Blanchett y Timothée Chalamet; ‘Mob Girl’ de Paolo Sorrentino; y ‘Bad Blood’, también de Adam McKay.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.