fbpx

Jason Bateman dirige un mundo habitado por superhéroes.

Su presencia al frente de Ozark (y su breve pero memorable aparición en El Visitante) ha contribuido a que la carrera de Jason Bateman pase por su mejor momento, teniendo a toda una plataforma como Netflix deseosa de trabajar con él en más ocasiones. Recientemente se informaba que estaba en conversaciones con la compañía para dirigir el thriller de atracos Here comes the flood, y ahora se revela que está al frente de otro proyecto igualmente destacado.

Se trata de Superworld, comedia basada en la novela homónima (publicada este mismo año en formato audiolibro) de Gus Krieger. La historia se ambienta en 2038, y en un mundo donde todos sus habitantes poseen superpoderes menos un único hombre, llamado Ignatius Lohman. Desempeña un aburrido trabajo de oficinista y su padre es el líder de un equipo de justicieros, pero será el único capaz de salvar el mundo cuando un villano logre neutralizar los poderes de todos los habitantes.

El argumento nos remite tanto a Los Increíbles como a un memorable sketch de los Monty Python donde un mecánico de bicicletas resultaba erguirse como alguien extraordinario en un mundo donde todos eran Superman, y promete una buena ración de risas a partir de un género tan boyante como el superheroico. Sensación que se acrecienta al saber que Mark Perez, que ya trabajó con Bateman escribiendo el guion de Game Night, desarrollará la adaptación.

Por el momento se desconoce quién será el encargado de interpretar a Ignatius, así como una posible fecha de estreno. Se sabe, a cambio, que Superworld será desarrollada en el seno de Warner a través de New Line.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.