fbpx

Fallece el director James Redford, hijo de Robert Redford.

Es lamentable informar de una muerte más en este 2020. el año del horror. Ahora se trata del director y activista James Redford, hijo del legendario actor y director Robert Redford. Al igual que su padre, Jamie, como le conocían sus seres queridos, se dedicó al cine y a algunas actividades filantrópicas. Tenía 58 años de edad y confirmó el deceso su esposa, quien compartió algunas fotos de ellos dos juntos a lo largo de su vida como casados.

Algunos de los trabajos de James Redford fueron: Paper Tigers, 2015; Resilience, 2017; Happening: A Clean Energy Revolution, 2017. La información fue confirmada por su esposa Kyle, quien compartió un mensaje en su cuenta de Twitter en la que recordó a su esposo. Se sabe que la causa de muerte fue cáncer de hígado, el cual le fue diagnosticado hace casi un año en noviembre de 2019. Estas fueron las palabras que le dedicó su esposa en redes sociales:

“Jamie murió el día de hoy. Estamos con el corazón roto. Vivió una vida hermosa e impactante y fue amado por muchos. Será profundamente extrañado. Como su esposa de 32 años, estoy más que agradecida por los dos espectaculares hijos que criamos juntos. No sé qué hubiera sido de nosotros sin ellos en los últimos dos años”.

Reford es uno de cuatro hijos del ahora retirado actor de Todos los Hombres del Presidente. Nació en 1962 y se dedicó, al igual que su padre, al cine. Tiene varios créditos como director y ya había sufrido de problemas del hígado desde los noventa cuando recibió dos trasplantes. Junto a su padre, se dedicó a crear conciencia sobre la importancia de la donación de órganos y fundó una institución para hacer lo mismo.

Igualmente, ambos fundaron The Redford Center, una organización sin fines de lucro que busca incentivar la producción de películas sobre temas relacionados a la protección del medio ambiente y a la lucha contra el cambio climático al otorgar becas para su financiamiento. Esta institución también compartió un mensaje sobre la carrera de su fundador con la que lamentó su fallecimiento:

“Con Jamie siempre había amor y alegría contagiosa. Se acercaba a todos con amabilidad y calidez y con una apertura que se le pegaba a los demás con facilidad. Jamie trabajó sin descanso para construir un mundo más sano para todos nosotros y particularmente para los que necesitan más ayuda. Siempre lideró con su enorme corazón y guiado por su curiosidad y espíritu creativo”.

James Redford tenía 58. Le sobrevive su esposa Kyle, así como dos de sus hijos, Dylan y Lena, al primero de los cuales le dedicó uno de sus documentales titulado The Big Picture: Rethinking Dyslexia, ya que ambos tuvieron que lidiar con ese padecimiento cuando eran jóvenes. Hasta el momento no ha habido declaraciones por parte de su padre. Descanse en paz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.