Dark final de la aclamada serie.

La serie alemana que está rompiendo Internet (otra vez) es una de esas producciones que hacen que uno se pregunte muchas cosas y sus episodios nos respondan con más interrogantes. Dark finalmente llegó a Netflix no solo para complicarle las cosas a sus suscriptores sino para cerrar una historia que prometía desde el comienzo la llegada del apocalipsis un 27 de junio de 2020, que precisamente es el día en el que sus episodios finales se encuentran disponibles en la plataforma.

Gracias a la pareja conformada por Baran bo Odar y Jantje Friese, esta última siendo uno de los principales guionistas, es que tenemos esta destacada producción, que gana notoriedad en el catálogo del gigante del streaming por su calidad como producto audiovisual y además por su compleja historia que tiene que ver con viajes en el tiempo y un ciclo que lleva a sus mismos personajes en diferentes épocas a acciones que parecen inevitables, las cuales ocasionan la llegada del fin del mundo. Dentro de la historia, uno de los primeros personajes que conocemos es Jonas, un joven que vive en el pueblo de Winden donde varias familias guardan secretos que se van descubriendo con el avance realizado por el espectador.

Una serie de sucesos inesperados se desencadena cuando un niño desaparece misteriosamente. Lo que nadie sabe es que él viajó por accidente al pasado, en la década de 1980, y quedó atrapado allí. Ese mismo niño es el hombre al que vemos quitarse la vida al inicio de la serie, en el tiempo presente. Suena como algo imposible, pero para Dark encontrar una respuesta es sinónimo de generar más preguntas que nos llevan a descubrir a Adam, un personaje que está haciendo todo lo posible porque el ciclo se repita y llegue el apocalipsis. La segunda temporada escaló y se convirtió en una especie de guerra por el control del tiempo y las acciones en lo que prácticamente es un multiverso, aunque por ahora más enredado que cualquier cómic de los X-Men, si hablamos de expertos en viajar a través del tiempo.

Este apocalipsis de carácter nuclear es lo que estrecha la relación de los personajes entre sí y conecta al resto de habitantes del pueblo de Winden. La “clave” para entender la compleja trama es preguntarse cuándo ocurre lo que ocurre y no qué. Esto ha llevado a los fans a compartir en redes sociales sus reacciones a la temporada final, de las cuales muchas tienen en común el mismo sentimiento al decir que no terminaron de entender la historia pero que aun así la disfrutaron.

Lo de Dark es una situación muy curiosa en el mundo de la televisión actual. Baran bo Odar y Jantje Friese, sus creadores, supieron no estirar innecesariamente la historia y anunciaron con anticipación que no debemos esperar más de tres temporadas para que esta sea contada en su totalidad. Además, cada estreno se convirtió en un evento, que solo había ocurrido con producciones como Breaking Bad o Game of Thrones, y no fue cancelada por Netflix antes de tiempo, lo cual es algo de lo que pocas series pueden presumir, a ello hay que sumarle que tiene a su favor la probabilidad de convertirse en legado importante para este medio, por la forma en la que construyó su universo y a sus personajes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *