fbpx

Anuncian secuela de Cloverfield, aunque sin participación de Matt Reeves.

Después de doce años, la película de monstruos Cloverfield ha asegurado una futura secuela, nuevamente con J.J. Abrams como productor. Sin embargo, el que ha quedado fuera de la ecuación es Matt Reeves, quien dirigió aquella cinta de 2008 y actualmente es absorbido por la filmación de The Batman.

La compañía Bad Robot Productions —liderada por Abrams— y Paramount Pictures han fichado a Joe Barton (Giri/Haji) como guionista para este proyecto de secuela. Por otro lado, fuentes afirmaron que en esta ocasión no está previsto el formato found footage —tan celebrado en Cloverfield— para abordar esta venidera segunda parte de la historia, cuyo argumento aún se mantiene bajo secreto.

La cinta primigenia, que hasta ahora había detonado dos películas spin-off pero ninguna secuela directa, narra el ataque destructivo de una gigantesca criatura a la ciudad de Nueva York, mientras un grupo de jóvenes amigos —reunidos originalmente con motivo de una celebración— intenta sobrevivir. Dentro del mismo universo, las cintas autónomas que le siguieron fueron la recordada Avenida Cloverfield 10 (2016), dirigida por Dan Trachtenberg, y la muy criticada La paradoja Cloverfield (2018), encabezada por Julius Onah.

Cuando la primera Cloverfield llegó a cines, JJ Abrams llegó a manifestar cuán entusiasmado estaba de una posible «secuela» que englobara el mismo evento catastrófico pero percibido desde otra perspectiva, es decir, desde los iPhone o cámaras de video de otro grupo de personas, en aras de contar una historia completamente distinta. Pasó una década, y aunque finalmente una continuación está en desarrollo, la reportada ausencia del found footage parece indicar que aquellos deseos pasados del productor han sido descartados.

Aunado a que Matt Reeves no tomará las riendas de esta película, ningún otro director ha sido confirmado.

Estrenada en 2008, Cloverfield recibió ovaciones por la dirección de Reeves y su utilización del recurso found footage. Fue un éxito taquillero al acumular $172 millones de dólares a nivel mundial, muy por encima de sus $25 millones de presupuesto. Y también obtuvo un premio Saturn por mejor película de ciencia ficción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.