A la saga ‘Antes del…’ le tocaría estrenar su cuarta entrega en 2022, siguiendo así con el lapso de tiempo de 9 años que encadena cada secuela con respecto a su predecesora. Y ante la incógnita de qué podría tratar, su actor protagonista Ethan Hawke se imaginó cómo sería la cinta con el coronavirus presente.

“¿No sería excitante si la próxima película fuese simplemente ellos aislados?”, comentó Hawke en una entrevista para IndiWire en un directo en Instagram. “Si hay una persona capaz de hacer reír al mundo con la situación actual es Julie Delpy. No puedo imaginarme lo que diría sobre esto. Además Richard Linklater es un auténtico científico. Tendrá algo potente que contar”, continuó.

“Puede que la película tuviese que estar ambientada en Italia. Ir directamente al foco del problema y tenerlos cantando con toda esa gente en sus balcones”, finalizaba. La idea en realidad no sería tan descabella, puesto que cada entrega está ambientada en un país europeo distinto: Austria, Francia y Grecia.

Al ponerse a hablar más en serio sobre la posibilidad de esa cuarta cinta, el intérprete abogó por una posible ruptura con esa periocidad de 9 años entre película y película. “Linklater podría querer un camino distinto, ya sea un corto cuatro años después de ‘Antes del anochecer’ o una película dos décadas después. Lo estamos pensando”, aseguró.

Esa búsqueda de una buena historia en las vidas de Jesse y Celine se ha convertido en la prioridad para poder darle una continuación digna a la trilogía: “Esas películas funcionaron porque los tres estábamos haciendo exactamente la misma película cada vez. Cuando la gente hace secuelas solo para estar juntos… como Burt Reynolds que hacía secuelas para divertirse con sus amigos. Podrían hacer un millón de películas ‘Cannonball’. Se notaba que lo estaban pasando muy bien. Pero no sé si la audiencia también. Disfrutamos trabajando y estando juntos, pero tenemos que asegurarnos de tener algo que contar”.